"


- El nombre de "TORRELAPAJA".-

Según las más antiguas tradiciones, apoyadas en datos de la historia, lo que hoy es Torrelapaja fueron casas de campo del Lugar de Verdejo. En aquellas sencillas casas, pajares, corralizas, o como se les quiera denominar, los habitantes de Verdejo recogían y guardaban la paja después de la siega y trilla para sus ganados.

En Aragón llamamos "torres" a este tipo de casas que los labradores y otros propietarios tienen en sus fincas. De ahí parece ser que le viene el nombre actual de "Torrelapaja". En los documentos estudiados del archivo parroquial aparece con frecuencia el nombre latino Turris palearum, Turrispalia, Palaturris (Torre de las pajas, Torre la paja, Torrelapaja), y ya en todos los documentos de los ss. XV, XVI. XVII... se dice "TORRELAPAJA".

Torrelapaja fue siempre "barrio" de Berdejo.

La historia de Torrelapaja es la misma que la de Berdejo hasta el año 1601 en que "el barrio" logra su independencia por mutuo acuerdo y concordia sancionados por Decreto del Rey Felipe III firmado el 30 de diciembre de 1601.

Torrelapaja era ya núcleo de población en el siglo XV.

En el siglo quinto había gente viviendo permanentemente en este poblado y aquí, según lo publicado por San Braulio en su "Vida de San Millán" nació este santo hacia el 459 porque dice que, después de estar un tiempo con San Félix en Bilibio (Rioja), "San Millán vuelve a los suyos...y llega no lejos de la villa de Vergegio, donde ahora se encuentra su cuerpo glorioso". No hay ninguna duda de este lugar "no lejos de Vergegio" es Torrelapaja que dista 4 kms y era barrio de Berdejo.

Otro testimonio. El Vicario D. Manuel Tobajas, hijo y Párroco de Torrelapaja desde 1669 al 1714, dejó escrito en el Libro Racional pg.360ss que en su tiempo, por el año 1694 aún se conservaba un retablo en la Capilla de la Virgen de Malanca con esta inscripción: "anno a nativitate Christi D" - "hecho en el año 500 del nacimiento de Cristo"-. Dicho retablo lo atribuía la tradición al mismo San Millán que levantó una ermita u oratorio a la Virgen de Malanca.

NOTA: El actual pueblo de "BERDEJO" se escribió siempre, hasta casi nuestros días con "V" VERDEJO. Etimológicamente parece que viene del vocablo latino "VERGO VERGIS" (cosa inclinada) por estar en una ladera. También parece probable que venga de "VERDE", por el color verdoso de la piedra y ladera en que se asienta: En la época de San Braulio se llamaba VERGEGIO.

- TORRELAPAJA y BERDEJO.-

Pertenecieron a Castilla en varias ocasiones durante los siglos XII al XV.
Esta Comarca protagonizó especialmente la llamada "Guerra de los Pedros".

El 1120 el Rey Alfonso I el Batallador dona Berdejo (Torrelapaja) a la Comunidad de Calatayud.

Calatayud fue reconquistada el día de San Juan Bautista (24 junio 1120), el Rey le donó varios castillos de la comarca entre ellos el de Berdejo y Carabantes (Zurita en " Anales de Aragón" 1669).

Berdejo (por consiguiente Torrelapaja) castellano del 1.134 al 1172 (38 años).

A la muerte de Alfonso I el Batallador "se desbordaron todas las malas pasiones en Aragón que quedó a merced de un monje débil (el Rey Ramiro II) cuando necesitaba un león para hacer frente al que venía de Castilla y al otro que despertaba en Navarra " (La Fuente). Así que el Rey de castilla Alfonso VII, aprovechándose de las discusiones de los aragoneses y de la debilidad de su nuevo monarca, invadió el territorio de Aragón y se apoderó de Tarazona y Zaragoza y luego de Calatayud y Daroca. Naturalmente la comarca (también Berdejo y Torrelapaja) pasaron a Castilla.

En 1172 el rey Castellano da Berdejo al de Aragón.

El Rey Alfonso VIII de Castilla dio Berdejo a Alfonso II de Aragón como muestra de gratitud en la alianza que hicieron ambos contra el rey navarro. El de Aragón dio Ariza al castellano.

En 1362 pasa de nuevo Berdejo a Castilla. (4 años)

El rey castellano D. Pedro I el Cruel se apoderó de Berdejo y la comarca de Calatayud, también de Tarazona, Borja y Magallón, que permanecieron en su poder hasta 1366 en que las abandonó.

En 1.447 de nuevo el rey castellano D. Juan II se apodera de Berdejo hasta 1453.

Según el historiador aragonés Jerónimo Zurita, "mientras una embajada de Aragón está en Soria y otra de Castilla en Zaragoza para hacer las paces entre ambos reinos, el Conde de Medinaceli cometió el grave error de apoderarse del castillo de Berdejo, de Villarroya, Villalengua, Bordalba...
(Zurita: "Anales de la Corona de Aragón. Zaragoza 1610 Tomo IV)

En 1453 vuelve Berdejo a Aragón por la paz de Valladolid.

Por el tratado de 7 de diciembre de 1453 en Valladolid, se suspendían las hostilidades y se autorizaba el libre comercio. "Todas las villas en litigio Villarroya, Berdejo, Bordalba, Tornos, Montuenga, Villel, Vozmediano, Peña Alcázar, Briones, Atienza y Jubera se devolvían mutuamente" (Menéndez Pidal, Historia de España Vol. 15 pg.196)

NOTA: aquí pudo tener fundamento la leyenda que se cuenta de que Vozmediano fue cambiado por Torrelapaja, pero esto no pudo ser en tal ocasión porque Torrelapaja era aún un "barrio" de Berdejo, no era Lugar independiente. Tampoco a partir de 1601 en que Torrelapaja consigue su autonomía jurídica civil y religiosa.

En todos los libros y documentos parroquiales aparece siempre con claridad que Torrelapaja es de Aragón y de la Comunidad y Arcedianato de Calatayud. ¿Cuándo pues fue tal "cambio"? Quien tenga algún documento o dato cierto que lo presente

En 1456 el Rey Alfonso V de Aragón manda desalojar Torrelapaja.-

Viendo el Rey que este Lugar está sin defensa en la misma frontera con Castilla, dio un decreto en Nápoles (29 de marzo de 1456) para que "sus vecinos y moradores se bajen a Berdejo y allí tengan su casa y habitación". Los habitantes de Torrelapaja no pusieron en ejecución tal decreto.

El mismo año 1456 el Rey da Berdejo (Torrelapaja) a la Comunidad de Calatayud

El 18 de diciembre del año 1456 dio el castillo y Lugar de Berdejo a la Comunidad de Calatayud como lo había estado antes de la ocupación castellana.

El año 1459 el Rey D. Juan II manda construir la torre-fortaleza en Torrelapaja.

Alfonso V de Aragón muere el 20 de junio de 1458 y le sucede su hermano D. Juan II, que ya administraba el reino en ausencia de su hermano. Jura los Fueros de Aragón en Zaragoza el 20 de diciembre y ve que los de Torrelapaja no han cumplido lo que su hermano había mandado, entonces da comisión a la Ciudad de Calatayud para que "viriliter et potenter" (a la fuerza) derruyan el poblado y sus vecinos se bajen a Berdejo.

Los de Torrelapaja se resisten y le envían una embajada diciéndole entre otras cosas que "tenían en su iglesia sepultado el cuerpo de su compatriota el Glorioso San Millán, el que habían traído de su oratorio de la Rioja luego después de su muerte sus mayores. Que les era cosa muy dura el desampararlo o llevarlo a Berdejo. Así mismo tener que mudar de domicilio y ver arruinar sus casas y tener que gastar para construir otras, para cuyos gastos se hallaban sin medios. Que perdía Su Majestad un Lugar que se podía conservar labrando una fortaleza".

(De los apuntes de D. Manuel Lozano, Vicario de Torrelapaja de 1751 al 1788, archivo parroquial)

Estas razones convencieron al Rey y mandó construir la torre-fortaleza que aún se conserva perfectamente y es la torre de la iglesia parroquial de Torrelapaja. Al mismo tiempo que la torre se construyó el cuerpo antiguo de la iglesia que era "de piedra labrada, hecha a prueba de bomba o de bombarda" y que coincidía con lo que es el presbiterio de la iglesia actual.

El Rey no sólo construyó la torre y la iglesia fortaleza, sino que donó a la iglesia de San Millán reliquias de doce santos,traídas, según Zurita, por el mismo Rey de la catedral de Valencia. Dichas reliquias se conservan en dos arquetas, una a cada lado de la de San Millán, en el retablo mayor de la iglesia parroquial de Torrelapaja.

El mismo año de 1459 se pusieron las reliquias de san Millán en el altar de la iglesia recién construida, sacándolas de la tierra donde habían estado ocultas por miedo a los árabes cuando la invasión de España por el año 711. Así consta en una inscripción en el enlosado de la capilla de la Virgen de Malanca junto al presbiterio. Se conserva el documento de la "elevación de las reliquias de San Millán".

- OTROS HECHOS HISTÓRICOS IMPORTANTES.-

En 1.469 el Príncipe Don Fernando de Aragón, pernocta en Berdejo camino de Castilla.

Cuenta Martínez del Villar en su libro "Patronado de Calatayud" pg.32, que D. Fernando, hijo de Juan II de Aragón, en su viaje de incógnito hacia Castilla para casarse con Isabel, pernoctó en el castillo de Berdejo.

-CÉLEBRE VISITA A TORRELAPAJA DEL OBISPO CERBUNA.-

En tal ocasión autentifica las reliquias del Santo. "Milagro del Santo"

El 16 de mayo de 1587, víspera de la Pascua del Espíritu Santo llegó el Obispo al Pueblo. En su Visita Pastoral quería Cerbuna cerciorarse de la existencia y autenticidad de las reliquias de San Millán depositadas en la iglesia de Torrelapaja.

El mismo relata en un documento firmado en Calatayud, cómo suplicó a Dios le diese alguna señal de que las reliquias de San Millán eran las que había en dicha iglesia. Habiendo llegado perfectamente de salud se indispuso repentinamente con tan graves molestias que se creía morir. Invocó a Dios y a San Millán y se quedó dormido, y habiendo pasado como media hora despertó tan curado y sano como había llegado. Consideró milagro su repentina enfermedad y curación.

Mandó abrir las reliquias y constató su autenticidad. Se conserva en el archivo parroquial (depositado en el Obispado) un documento con una descripción prolija de todo lo acaecido en la Visita. Regaló a la parroquia un lignum crucis y una lámpara de plata.

El año 1601 Torrelapaja se independendiza de Berdejo.

La sentencia de separación definitiva se dictó como colofón a las desavenencias acaecidas en 1588.

El Rey Felipe III mandó despachar real comisión para que el Ilustre Sr. D. Agustín López Chaler, vecino de Miedes, Procurador General de la Comunidad de Calataytud, "para que en su nombre y como comisario de Su Majestad, dividiese y partiese los Lugares de Berdejo y Torrelapaja, con sus términos y partidas de forma y manera que al bien y utilidad de dichos dos Lugares conviniese y fuese del servicio de Su Majestad".

Esta sentencia se firmó en la Señoría de Terrer el día 21 de marzo de 1601. Estuvo presidida por Agustín López Chaler como Procurador General de la Comunidad de Calatayud. Dio fe el Notario Martín López Galván en presencia de varios procuradores y "hombres buenos".

La sancionó el Rey Felipe III por Real Cédula de 30 de diciembre de 1601. En ella el rey lamenta, y a la vez respeta, la decisión tomada por dichos dos pueblos.

El año 2001 Torrelapaja celebró con diferentes actos el cuatrocientos aniversario del comienzo de su existencia con Concejo propio e independiente.

El año 1603 se erige Torrelapaja como Parroquia independiente.

El 20 de septiembre de 1601 visita Torrelapaja y Berdejo el Obispo D. Diego de Yepes. Los Jurados, Concejo y Capítulo eclesiástico, piden al Obispo que divida las dos iglesias así como ya se ha hecho la división de términos en lo civil. El obispo los cita para tratar el asunto con calma en Calatayud.

Por fin el 13 de octubre de 1603 llegaron a un consenso los Jurados, Concejos, Vecinos y Capítulos de ambos pueblos y se alcanzó la división de las iglesias. Se conserva en el archivo parroquial el documento que se encabeza así:

CONCORDIA HECHA Y PACTADA POR Y ENTRE LOS JURADOS, CONCEJO, UNIVERSIDAD Y SINGULARES PERSONAS DE LOS LUGARES DE VERDEJO Y TORRELAPAJA DE UNA PARTE, Y DE OTRA LOS PRESIDENTE, BENEFICIADOS Y CAPÍTULO DE LAS IGLESIAS DE LOS DOS LUGARES. POR PROCURADORES LEGÍTIMOS DE LAS DICHAS PARTES".

Tomaron por mediador al Vicario general Dr. D. Juan Diago Mancebón y se concertaron y pacificaron en todas su pretensiones espirituales y eclesiásticas así "en la división de las dichas dos iglesias para siempre jamás como en la gobernación del santuario y Casa de san Millán que está en Torrelapaja en la manera y forma siguiente:". (hay 14 puntos especificando el acuerdo).

Varias sentencias arbitrales y concordias regulan y concretan los detalles y obligaciones de la separación.

Se conservan en el archivo parroquial los manuscritos de varias Sentencias (1600, 1601, 1602) y Concordias (1603, 1606, 1627). Las Sentencias tenían valor legal jurídico por estar firmadas por los Procuradores Generales de la Comunidad de Calatayud y firmadas ante Notarios Mayores con Jurisdicción Real. Las Concordias eran acuerdos entre las partes con menor rango que las sentencias. Hay citas a alguna otra concordia que no se conserva.