TORRELAPAJA
(Zaragoza)


Finalidad de la Casa
Su finalidad sin ninguna duda era la de servir de HOSPITAL de enfermos, REFUGIO de transeúntes pobres y ALBERGUE de peregrinos que acudían a venerar las reliquias de San Millán.
A) REFUGIO DE PEREGRINOS.-  
  El Obispo de Tarazona D. Pedro Cerbuna, a cuya diócesis pertenecía y pertenece Torrelapaja, en Visita Pastoral realizada a la parroquia el día 16 de mayo de 1.587, dejó un largo escrito en el que consta bien claramente el fin y utilización correcta de la casa. Dice el Obispo: "Item, por cuanto la dicha Casa del Señor San Millán es casa de hospitalidad y para recoger gente que por devoción vene a visitar la dicha iglesia, conviene que los que se hospedan estén con la honestidad y recogimiento que conviene..."
B) HOSPITAL DE ENFERMOS POBRES  
 

En el libro de difuntos de la Parroquia, a partir de 1.600 que es cuando se erige como tal, encontramos varias partidas donde dice que el finado murió en el hospital y en todos invariablemente consta su condición de "pobre" o de "transeúnte".

En el archivo de la Casa se encuentra una Real Provisión del Secretario de Cámara del Rey Carlos III firmada por Baltasar Ateza, en el año 1.769, en el que dice bien claro cuál era el uso y gobierno de la Casa, sujeta solamente a las Visitas que los Obispos diocesanos o sus Vicarios hacían a la Parroquia y a la Casa. Entre otras cosas dice así el documento: "que en dicho Lugar de Torrelapaja ha habido y hay una Casa y edificio material llamado la Casa de San Millán, sita frente a su iglesia parroquial, la cual ha confrontado y confronta con Granero llamado de la Iglesia, con casas de D. Manuel Lozano y Calle pública, cuya Casa ha servido y sirve para hospedar a los que por especial devoción van a visitar al santo, cuyo cuerpo se halla en dicha iglesia; para hospital de pobres y enfermos" (sigue hablando del gobierno de la Casa, de sus ingresos etc. etc).

Gobierno de la Casa-Hospital
Por lo que leemos en los libros de administración y lo que nos ha llegado de tradición hasta nuestros días, se regía la Casa por una Junta de Regidores compuesta por el Vicario y dos Jurados de Berdejo y dos de Torrelapaja. Esta Junta nombraba dos mayordomos, uno por cada Lugar, por tiempo de un año que podían prorrogar.
A partir de la separación de Torrelapaja y Berdejo, una Sentencia Arbitral del Notario de Calatayud D. Juan Cardona (18-09-1600) establece que la Casa de San Millán ".. sea y quede para los dos Lugares de Berdejo y Torrelapaja y que esté bajo la protección y amparo de dichos Lugares y sea gobernada por el Vicario de Berdejo y el Vicario o el clérigo que presidiere la iglesia de Torrelapaja y por los Jurados y Lugartenientes de Jurados y un Mayordomo de cada uno de los dichos Lugares" (Disposición 1? Sentencia de 1.600).
Así se fue gobernando esta Casa-Hospital hasta el año 1.862 en que, por las leyes desamortizadoras de Mendizábal, se le quitaron las fincas y otros bienes pero la Casa se respetó por considerarla "hospital de beneficencia".
Ha seguido hasta la actualidad una Junta compuesta por los Párrocos y Alcaldes de Torrelapaja y Berdejo que nombraban un Administrador, pero tenían que rendir cuentas a beneficencia Provincial.
Jurisdicción episcopal sobre la Casa de San Millán.
En todos los documentos escritos que se conservan, tanto en el archivo parroquial como en el de la Casa, en todos queda claro el carácter religioso-benéfico-social de este edificio. Los obispos en sus Visitas Pastorales "revisan y aprueban" las cuentas de la casa igual que pasan "visita" a los libros parroquiales.
En los escritos de Visita, que suelen ser normas a seguir por los párrocos, dan frecuentemente también normas para el buen gobierno y uso de la Casa de San Millán. Conceden licencias para hacer colectas en su diócesis en favor de esta casa por ser parte integrante del "santuario" donde se guardan las reliquias del Santo Millán.
Es especialmente interesante lo mandado por D. Pedro Cerbuna, que entre otras cosas dice: "A diecisiete días del mes de mayo de MDLXXXVII; el llmo. y Rvdmo. Señor Don Pedro Cerbuna, por la Gracia de Dios ...Obispo de Tarazona... habiendo visitado la iglesia y Casa del Señor San Millán del Lugar de Torrelapaja.... Primeramente mandó... se ponga al principio del libro de cuentas todo el recibo de todas las limosnas y llegas y otra la hacienda de la dicha Casa, y a la otra parte del libro se ponga el gasto todo por menudo como han acostumbrado. ...y el nombramiento de mayordomos para el año siguiente...".
En dicho documento de Visita da normas para restringir gastos en los días que los regidores dedican a pasar cuentas. Manda al Vicario, y demás Regidores de la Casa, so pena de excomunión y veinte ducados de multa, no consentir a los que vinieren a visitar la iglesia pasar en la Casa más tiempo del necesario... Manda abrir un libro blanco en el que se inscriban y anoten los milagros que por intercesión del santo de hubieren conocido. Así podríamos ir poniendo reseñas de Vistas Pastorales justo hasta la Desamortización en el año 1.862.
ANTERIOR
ARRIBA
SIGUIENTE